850.000 € es el importe de tres contratos de Banco Santander anulados judicialmente tras demanda entablada por Salinero Abogados

salinero-contra-santander-850.000 € ES EL IMPORTE DE TRES CONTRATOS DE BANCO SANTANDER ANULADOS JUDICIALMENTE TRAS DEMANDA ENTABLADA POR SALINERO ABOGADOSEl pasado 1 de Septiembre se dictó sentencia por el Juzgado de 1ª Instancia de Bergara (Guipúzcoa) por la que se declaran nulos dos contratos de los denominados por la entidad banco Santander “estructurado Tridente” cada uno de 300.000 € y otro contrato de adquisición por los mismos clientes de los Valores Santander por 250.000 €.

El Juez conforme lo solicitado en la demanda presentada por nuestro Letrado David González Salinero, considera los contratos nulos como consecuencia, de entre otras irregularidades, de haber sido ofrecidos a clientes carentes de la formación y conocimientos financieros suficientes, que les permitiera conocer y saber la trascendencia real de las contrataciones, de los riesgos y naturaleza de los productos contratados y el alcance jurídico legal y material de los contratos ofrecidos de forma capciosa por la propia entidad, que tenía sus propios intereses en dichos contratos y que ocultó a sus clientes.

Es la última sentencia de cientos favorables obtenidas por Salinero Abogados, donde significamos la importancia de la sentencia que viene a seguir los argumentos del Letrado, y que supone una garantía para los intereses de los clientes, frente al supuesto potencial de la entidades bancarias, potencial que cada día es menor gracias a las garantías de despachos especializados en derecho bancario como Salinero Abogados, que permiten a los particulares acceder a un servicio jurídico de primer orden y que compite y generalmente supera a los servicios de los servicios jurídicos de las entidades bancarias.

Los contratos declarados nulos vienen a ser reconocidos como alejados al perfil del normal cliente de oficina.

Así, los contratos declarados nulos, conforme nos explica el Letrado David González Salinero, vienen a ser reconocidos como alejados al perfil del normal cliente de oficina, en este caso los clientes incluso tenían alguna experiencia en alguna contratación anterior, pero nada parecido a los productos declarados nulos, y continua reconociendo que las contrataciones habían sido objeto de la recomendación directa de los empleados de Banco Santander, aún cuando estos productos son catalogados como complejos por la Comisión Nacional del Mercado de valores. La sentencia, así mismo, viene a reconocer el abuso de la confianza depositada en el banco y cuya solución solo se consigue, generalmente ante los tribunales dada la intransigencia que caracteriza al sistema Bancario Español.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies